Antes de que empiece el frío, tenemos que realizar una serie de comprobaciones en los radiadores que tenemos en casa.

Si vives en una comunidad de vecinos o en una casa unifamiliar, es ahora cuando tienes que ver el estado en el que se encuentran los radiadores de casa.

Las viviendas que tienen una caldera comunitaria suelen usar esta época del año para avisar a sus vecinos de la comprobación de los radiadores. Así también, como si se quiere realizar la sustitución de alguno de ellos. Esto se debe a que se debe efectuar antes de que se realice el llenado del circuito, así como el encendido de dicha caldera.

Circuito de Calefacción
Circuito de Calefacción

¿Cómo comprobamos que el radiador se encuentra en buen estado?

Para comprobar que los radiadores se encuentran en un estado optimo, para poder calentar las diferentes estancias de la casa, debemos de seguir una serie de pasos.

Primero debemos de encender la calefacción, tardará un poco. Esto es debido a que el agua que se encuentra en el circuito tiene que calentarse.

Como hemos comentado anteriormente, si vives en una comunidad con una caldera para todos los vecinos, puedes comprobar que no salga agua, pero hasta que no se encienda, no vas a poder ver si el radiador calienta. Al tener una caldera individual, puedes encenderla cuando quieras y comprobar que el radiador calienta.

Segundo tenemos que ver que ningún radiador de casa, pierde agua por alguna junta. Es importante cerciorarnos de que no sale nada de agua.

Por último, tocar la parte frontal del radiador. Si por alguna parte de la superficie del radiador no calienta o esta frío, debemos de realizar el purgado de dicho radiador.

Radiador
Radiador

¿Cómo se calienta el radiador?

Por norma general, el agua caliente entra en el radiador por la parte superior y va bajando, mientras calienta el radiador. Hasta que llega a la parte inferior donde está la salida del agua.

Como hemos mencionado, si al palpar el aparato, notamos que esta frío. Tenemos que localizar si la parte que esta fría es la superior o la inferior, del propio radiador. O también una mitad está fría y la otra no.

El problema suele ser que el radiador tiene aire y debemos expulsarlo. Para solucionar este problema debemos de Purgar los radiadores.

¿Cómo se purga un radiador?

Purgador
Purgador

En uno de los extremos del radiador, suele tener el purgador. Los hay de diferente bocas.

Para purgar podemos girar la ranura que tiene el purgador, con un destornillador plano. Mientras ponemos un cuenco o vaso en la boquilla que tiene, para poder recoger el agua que expulsa.

Purgar radiador
Purgar radiador

 

Primero debe de expulsar el aire que tiene acumulado y

después expulsar agua, cuando este expulsando agua, es el momento de cerrar esta pequeña válvula.

Es importante apretar, sin pasarnos, pero asegurándonos de que este bien cerrado, para que no gotee.

Otros problemas que puede presentar el radiador

El radiador puede tener otros problemas como:

Que el radiador no caliente nada. Para este problema puede haber varias causas. Una de ellas es que la caldera individual este apagada. En otras ocasiones, puede ser algo más grave y es que tengamos alguna fuga de agua en los tubos.

También, si tienes alguna llave manual o termostática, puede ser que la tengamos cerrada.

Otro motivo puede ser que el detentor, este obstruido. Esta válvula regulable del termostato se encuentra en la parte inferior del radiador, en un extremo y sirve para para equilibrar el caudal de agua en la salida y el tiempo que dicha agua, permanece dentro del radiador.

Técnico Profesional
Técnico Profesional

Para comprobar que el detentor este abierto es necesaria una llave allen. Aunque os recomendamos, que antes de estar manipulando este dispositivo, se avise a un profesional para que pueda ajustarlo adecuadamente.

En ocasiones puede ser que el propio radiador sea muy antiguo y no tenga algunas de las piezas mencionadas anteriormente, como el detentor o una válvula para regular la entrada de caudal de agua. Puede resultar más económico comprar un radiador nuevo, siempre comprobando que se pueda situar en la instalación que tenemos en nuestra casa.

En instalaciones de calefacción más antiguas, puede ser que no caliente porque la instalación no está adecuada a la cantidad de radiadores que se ubican en el hogar. También puede ser que la caldera no funcione correctamente, con lo que hay que llamar a un técnico especializado para que lo compruebe.

¿Qué hacer si tenemos que cambiar la instalación?

En muchas ocasiones debemos de valorar si realizar el cambio entero de la instalación. O evaluar otras opciones.

Por ejemplo, la instalación de suelo radiante, la instalación de una nueva caldera o valorar la compra de radiadores de aceite. Hay multitud de soluciones para cada tipo de situación, tu puedes buscar la que más se adapte a tus necesidades.

¿Cómo podemos ahorrar cuando ponemos la calefacción?

Hay algunos pequeños consejos con los que podemos ahorrar cuando tenemos la calefacción puesta.

Lo principal, además lo más obvio, es la temperatura que ponemos. Es importante tener claro que, si subimos la temperatura muchos grados, tendremos una factura más alta, al consumir más energía.

Una temperatura adecuada es ponerla como máximo a 21º o 22º. Con esta temperatura estaremos cómodos. Debemos tener en cuenta que es invierno y tener la vestimenta adecuada es un punto a favor. No es lo mismo estar en casa con camiseta de manga corta y en bermudas, poniendo una temperatura, en casa de 28º, mientras en la calle hace 1º o 2º.

A estar en casa con una temperatura de 21º pero teniendo pantalones largos y un jersey, esto te ayudará a la hora de ahorrar.

Otro punto es si tienes una caldera individual, puedes apagarla por las noches, para que no este encendida mientras no la usas.

Programar el encendido y apagado puede ayudarte a ahorrar unos euros. Para ello es necesario tener un termostato inteligente.

Abrir las ventanas para ventilar la casa, a poder ser, antes de poner la calefacción y en las horas que haga más calor.

Dependiendo del tamaño de tu casa, puede ser que no utilices alguna de las estancias de tu hogar, como puede ser una habitación. En estos casos puedes apagar el radiador de esta habitación y cerrar la puerta.

Válvula Termostática
Válvula Termostática

Cambiar las válvulas termostáticas de los radiadores por unas regulables, pueden ayudar a ajustar la temperatura de tu casa.

Esperamos que, con algunos de estos pequeños consejos, podamos ayudarte a ahorrar un poco en tus facturas.

También te puede interesar:

¿Qué es y cómo funciona un Termostato digital programable? Descúbrelo aquí.

Ahorrar en la factura de la luz, con radiadores eléctrico. Descubre como.

Ventajas de los radiadores pequeños de aceite. ¿Qué ventajas tienen?