Con los radiadores eléctricos de bajo consumo ahorrarás en la factura de la luz

Conoce más acerca de Radiadiores Eléctricos y Emisores Térmicos para tu hogar

Conoce más acerca de Radiadiores Eléctricos y Emisores Térmicos para tu hogar

Con la llegada del invierno, la bajada de temperaturas acaba calando en nuestro hogar, generando en más de una ocasión resfriados y gripe. Por suerte, hoy en día tenemos al alcance miles de opciones económicas y de calidad mantener la temperatura de nuestra morada y, así, asegurar nuestro bienestar. Hablamos de los radiadores eléctricos de bajo consumo, también conocidos como emisores térmicos, con los que ahorrarás en la factura de la luz.

Estos electrodomésticos han evolucionado enormemente, con lo que ahora, además de emitir y conservar el calor, lo hacen cuidando del medio ambiente y de nuestro bolsillo.

Tipos de emisores térmicos

Existen diferentes tipos de emisores térmicos, los cuales se adaptan a las diferentes necesidades del usuario:

  • Emisores térmicos secos: estos son ideales para calentar rápidamente las habitaciones frías en momentos puntuales. El calor que emanan viene directamente de la resistencia eléctrica, por lo que al apagar el electrodoméstico, también desaparecerá rápido el calor. Perfecto para quienes tengan sofocos o cambios repentinos de temperatura.
  • Emisores térmicos de fluidos: a diferencia de los anteriores, mantienen el calor por más tiempo una vez apagados. Esto es así gracias a su líquido interno que continúa caliente y tarda en enfriarse de nuevo. Son recomendables para quienes necesiten usarlo de 4 a 8 horas al día.
  • Emisores térmicos cerámicos: estos son los electrodomésticos con mayor inercia térmica, lo cual significa que tardan un poco más en calentarse, pero que una vez lo hacen retienen más el calor que otros radiadores eléctricos. Se recomiendan cuando se quiera utilizar más de 8 horas diarias.

Principales ventajas de los radiadores eléctricos de bajo consumo

Los radiadores eléctricos de bajo consumo cuentan con múltiples ventajas que has de conocer:

  • Calor agradable: a diferencia de otros aparatos pensados para producir calor, estos conceden una temperatura agradable, es decir, no agresiva ni demasiado fuerte. Además, calientan más rápidamente que otros sistemas de calefacción.
  • Fáciles de instalar y de transportar: resultan muy fáciles de instalar, ya que no requieren obras. Además, se pueden trasladar con bastante facilidad, ya que muchos radiadores eléctricos disponen de ruedas.
  • Retienen muy bien el calor: dada su inercia térmica, los radiadores eléctricos de bajo consumo son capaces de retener el calor una vez dejan de funcionar, por lo que se reduce el consumo eléctrico en un 30% en comparación con otros sistemas de calefacción.
  • Son silenciosos: no emiten ningún tipo de ruido, tampoco producen humos molestos y no resecan el ambiente.
  • Se ahorra energía (y dinero) con ellos: son una muy buena medida de ahorro debido a su bajo consumo eléctrico. Además, existen radiadores de diferentes tamaños y potencias, por lo que podrás elegir el que más se adapte a ti según tus necesidades. En general, el promedio es de 80W y 100W de potencia por cada metro cuadrado, pero para cualquier duda, coméntalo con los empleados de la tienda para que puedan ayudarte a elegir el idóneo para ti.

Visita nuestra sección de Calefacción y encuentra tu emisor térmico ideal.