Categoría: Consejos

La solución a la resolución de tu Smart TV: diferencias entre Full HD, 4K y 8K

Los nuevos televisores de Ultra Alta Definición 4K y 8K

Los nuevos televisores de Ultra Alta Definición 4K y 8K

Ya hemos hablado de cómo el tamaño de los televisores si importa y hemos convertido las pulgadas a centímetros para calcular mejor el espacio necesario, ahora tenemos que hablar de que los Smart TV son los televisores más avanzados del momento. Se trata de modelos que están conectados a Internet y cuyo objetivo es reproducir contenidos de diversas fuentes, como pueden ser series de Netflix o vídeos de YouTube además de contar con aplicaciones para casi todo. La conexión se puede llevar a cabo por WiFi o a través del cable de Ethernet conectado directamente al router. De cualquier forma, si tu televisor no es del tipo Smart TV también es posible añadir ciertos accesorios para transformarlas en televisiones inteligentes, como es el caso del Google Chromecast para poder enviar contenidos directamente desde tu Smartphone.

Los televisores Smart TV permiten acceder, además, a las redes sociales, a tu correo y navegar por Internet. Pero no solo eso, sino que también potencian la comunicación entre usuarios con aplicaciones de comunicación como Skype e integran buscadores para hallar contenido de manera más rápida y efectiva. ¡Incluso ya existen modelos que funcionan por control de voz y gestos! Ahora bien, ¿qué hay de la resolución?

Principales diferencias entre Full HD y 4K

Actualmente, los televisores Full HD están presentes en la mayor parte de los hogares, aunque los Smart TV con resoluciones más avanzadas están ganando terreno entre los usuarios. Los televisores Full HD cuentan con una resolución de 1920×1080 píxels que se han convertido prácticamente en el estándar, y los nuevos televisores UHD o de Ultra Alta Definición cuentan con resolución 4K (cuatro veces Full HD).

Estos televisores están cada vez más extendidos por su gran resolución y por las tecnologías que acompañan, aportando un concepto audiovisual mucho más gratificante que el anterior. De ese modo, los televisores Full HD componen las imágenes en millones de píxels, mientras que los televisores 4K aumentan significativamente este número con su resolución de 3840×2160 píxels, cuatro veces más, para que la experiencia final sea más placentera.

Así, cuanto mayor sea su resolución mayor será el número de píxels en pantalla, con lo que se apreciarán mucho más los detalles de las imágenes. De cualquier manera, no hay que preocuparse por los contenidos Full HD antiguos, pues los nuevos televisores usan tecnologías para insertar los píxels necesarios de forma que pueden rellenar las imágenes interpolando los contenidos, obteniendo una mejor definición.

¿Qué resolución es mejor, 8K o 4K?

Ya hemos explicado que cuanto mayor sea la resolución de un televisor, más calidad y definición tendrán sus imágenes. Pues bien, si antes explicábamos la diferencia entre Full HD y 4K, ahora tenemos que hacer una nueva apreciación en torno a los televisores 8K, que ya han dado el salto al mercado.

La resolución de esta nueva tecnología es de 7680×4320 píxels, de nuevo cuatro veces más frente a la resolución 4K de la que hablábamos anteriormente. Estamos hablando de 33 millones de píxels contra los 8 millones de la tecnología 4K por lo que la diferencia es importante.

Hoy por hoy la calidad 8K es inmejorable. Las imágenes son más realistas y se pueden vivir experiencias increíbles en primera persona, prácticamente como si tú formaras parte del elenco de protagonistas de las series y las películas.

Que no se nos olvide comentar el número de fotogramas o imágenes por segundo porque es una cuestión muy importante a tener en cuenta. Y es que cuanto más alta sea esta frecuencia, más reales y naturales nos parecerán los movimientos emitidos en la pantalla. De esa manera, la frecuencia de refresco ideal es de 120 fotogramas por segundo o más aunque lo habitual sea de 60 fotogramas por segundo.

Por otra parte, los procesadores de imagen son vitales para que las imágenes adquieran la resolución deseada. Es habitual que tanto en televisores 4K como en los más novedosos de 8K los televisores cuenten con procesadores potentes multi núcleo pero, debido al mayor número de píxels, en los televisores 8K incluso se han tenido que hacer mejoras extra para escalar cualquier imagen con ánimo de alcanzar la máxima definición.

No esperes más, ¡entra en nuestra sección de Smart TV y encuentra tu nueva TV de Ultra Alta Definición!

El Patinete Eléctrico, la revolución del transporte urbano en la ciudad

El Patinete Eléctrico, un método de transporte revolucionario

El Patinete Eléctrico, un método de transporte revolucionario

Si vives en una gran ciudad ya te habrás acostumbrado a ellos, los Patinetes Eléctricos han llegado para quedarse por la ventajas que suponen en desplazamientos cortos como puede ser del transporte público al trabajo o de camino a casa, y hacer esos pequeños recados por el barrio ya no da tanta pereza por lo que podemos considerarlos como la nueva revolución del transporte eléctrico. Es más, sin duda cada vez tenemos que prestar más atención al medio ambiente y desplazarse en un vehículo eléctrico aporta nuestro granito de arena para disminuir la emisión de gases contaminantes pero, ¿conoces todas las ventajas con respecto a otros sistemas?

Las ventajas de utilizar Patinetes Eléctricos

El Patinete Eléctrico es una magnífica opción con respecto al resto de sistemas de transporte sostenibles debido a sus múltiples ventajas.

1. Son muy útiles y eficaces

Está claro que con ellos pasarás un rato muy divertido, ya sea en solitario o en familia, y el trayecto al trabajo no volverá a ser el mismo. Sin embargo, por encima de la diversión se encuentra su funcionalidad, ya que se trata de un transporte urbano eficiente. Además, sus prestaciones han mejorado mucho con respecto a los primeros modelos y se han convertido en un gran apoyo para los usuarios del transporte público.

2. Son fáciles de manejar

Una de sus mayores ventajas hace referencia a su tamaño. Resultan más manejables y portables que los Hoverboard por su facilidad para plegarse, además de contar con un manillar al cual puedes agarrarte en lugar de tener que hacer equilibrios. Además, dependiendo del modelo pueden transportar mucho peso y pueden superar velocidades por encima de los 10 km/h. La mayoría de estos modelos vienen con funda con asas, lo que resulta tremendamente práctico y cómodo para guardarlos y llevarlos a cualquier lugar.

3. No tienes que hacer esfuerzo

Los Patinetes Eléctricos no requieren grandes esfuerzos en su manejo, gracias al motor que incorporan. Así llegarás descansado y con una sonrisa por lejos que te haya dejado tu medio de transporte habitual, porque la autonomía de las baterías eléctricas cada vez es mayor.

4. Son económicos

Los Patinetes Eléctricos pueden resultar más económicos que otros vehículos sostenibles como las bicicletas eléctricas. hay muchos modelos para que cada bolsillo pueda elegir el que mejor se ajuste a su presupuesto, pero sin duda es una inversión de la que no te arrepentirás.

Tipos de Patinetes y otros Transportes Eléctricos

Si has decidido decantarte por un Patinete Eléctrico, has de saber que existen varias modalidades con pequeñas diferencias entre ellas:

  • Patinetes Eléctricos para niños: como su propio nombre indica, son de uso infantil y están adaptados a ellos. En algunos modelos es posible controlar y regular la velocidad para aportar seguridad a los pequeños.
  • Patinetes Eléctricos para adultos: son de uso diario y sirven para hacer todo tipo de recados. Como es natural, alcanzan velocidades superiores que los Patinetes infantiles y ocupan poco espacio.
  • Monociclos Eléctricos: los monociclos son otra opción a tener en cuenta, ya que son muy rápidos, ligeros y a penas ocupan espacio pero debes contar con un buen sentido del equilibrio.
  • Hoverboards: estos fueron uno de los primeros dispositivos electrónicos para el transporte, utilizado tanto por niños como por adultos. Los hoverboards se pueden controlar únicamente con los pies y, además, permite hacer giros completos, al contrario de otros Patinetes Eléctricos, depende de tu equilibrio.
  • Hoverkart o Hoverboards con silla: no son exactamente un patinete pero su facilidad de manejo por ir sentados pueden ser muy atractivos para los más pequeños.
  • Segway: tampoco son un patinete propiamente dicho pero también cuentan con un manillar para no tener que hacer equilibrios.

No esperes más, pásate por nuestra sección de Patinetes Eléctricos y descubre tu nuevo método de transporte, y recuerda usar casco en caso de que frecuentes vías transitadas por otros vehículos, ¡la seguridad es lo primero!

Consejos para elegir un Termo Eléctrico de bajo consumo adecuado a tus necesidades

Termos Eléctricos, agua caliente al instante

Termos Eléctricos, agua caliente al instante

Los termos eléctricos son depósitos de agua caliente sanitaria de uso doméstico que funcionan de una manera muy sencilla: tan solo hay que conectarlos a la red de agua y enchufarlos a la corriente. Estos tanques de agua vienen con diferentes capacidades para satisfacer las necesidades de consumo de todo tipo de hogares: ya sean familias numerosas, parejas sin hijos, estudios pequeños, etcétera.

Tener agua caliente en casa es crucial, pero mucho mejor es si puedes ahorrarte un dinero en ello. Por ello, los termos eléctricos de bajo consumo son una muy buena opción. No conllevan ningún riesgo en el hogar, son fáciles de instalar y el gasto monetario es escaso. En Worten tenemos todos estos modelos de Termos Eléctricos, tan sólo tienes que encontrar el adecuado eligiendo el tamaño y la capacidad idónea para ti.

Por todo esto hemos recopilado una serie de recomendaciones a la hora de elegir el mejor termo eléctrico para que se adapte a tu caso en especial.

1. ¿Qué capacidad necesitas?

Los termos eléctricos incluyen un depósito donde se acumula el agua y cuya cantidad está limitada según su capacidad. En la tienda puedes encontrar termos de diferentes capacidades, desde los 10 litros ideales para una persona o fregar la vajilla de una pareja hasta tanques más grandes con capacidades muy superiores, como los termos eléctricos de 100 litros o más para familias numerosas.

Es importante elegir la capacidad acertada para ahorrar costes. ¿Cómo? Calculando la cantidad de agua caliente que se va a necesitar diariamente según el número de personas que viven en el hogar y sus hábitos de consumo, y para eso puedes seguir una regla básica de que el termo eléctrico debe tener unos 15 litros por persona en casa:

Capacidad del Termo Eléctrico según el número de personas en casa
Personas en casa Capacidad mínima Capacidad ideal
1 persona 15 litros 30 litros
2 personas 30 litros 45 litros
3 personas 45 litros 70 litros
4 personas 60 litros 85 litros
5+ personas 75 litros 100 ó más litros

2. Elige su ubicación

Los termos eléctricos varían según la forma en la que están instalados, ya sea en horizontal o en vertical, aunque algunas propuestas ofrecen ambas posibilidades. A la hora de instalar estos termos, es conveniente que se encuentren próximos a las estancias donde se requiere agua caliente. De esa forma, las pérdidas de calor son inferiores.

A la hora de elegir un termo, la capacidad es algo a tener en cuenta, pero existen otros factores importantes, como la ubicación, que harán que consuma menos y funcione de manera eficiente.

3. Ten en cuenta la “dureza” del agua

Cada zona tiene una concentración de compuestos en el agua diferente y es importante cerciorarse de que el termo eléctrico elegido es apto para soportar la dureza del agua. De esa forma, es posible encontrarnos con aguas blandas, duras, intermedias o muy duras.

El riesgo de las aguas duras consiste en su concentración de cal, es decir, depósitos que se van acumulando en el termo y que podrían llegar a dañarlo. Para evitarlo, existen en el mercado modelos con medidas seguras para bloquear el concentrado de cal.

4. Termos con prestaciones especiales

A la hora de elegir un termo eléctrico, puedes decantarte por modelos que incluyan ciertas prestaciones especiales para reducir el consumo y ahorrar energía. De ese modo, los termos con programación diaria son muy efectivos. Y es que se pueden activar y apagar cuando el usuario lo crea conveniente, ofreciendo un ahorro energético considerable.

Actualmente, los termos de bajo consumo cuentan con un material aislante para que las fugas de calor sean menores. De hecho, cuanto mayor sea el aislamiento que proporcione este material, menor será el consumo.

Algunos termos, incluso, vienen con función “Eco“, lo que significa que tienen la capacidad de seleccionar la temperatura de manera automática para que el consumo sea más bajo, sin perder en confort.

¿A qué esperas? Descubre tu Termo Eléctrico ideal.

Ventajas de comprar una Lavadora con Secadora integrada

Lavasecadora, la tecnología al servicio del usuario

Lavasecadora, la tecnología al servicio del usuario

Las Lavadoras con Secadora integrada son dos electrodomésticos en uno. Es decir, tal y como su nombre indica, tienen la capacidad de realizar tanto la función de lavado como de secado, facilitando así dichas tareas del hogar y ahorrando tiempo y espacio y las hay de diferentes tipos como ya vimos en su momento, por lo que siempre podrás elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Hoy en día, cualquier casa cuenta con una Lavadora, y cada vez son más las familias que optan por comprar también una Secadora, ya sea porque vive en una zona húmeda donde secar la ropa no es fácil como por la eficacia y rapidez de su función de secado. Sin lugar a dudas es la mejor inversión de espacio dedicado al lavado y el cuidado de la ropa que puedes hacer, pero si no dispones de ese sitio se arregla fácilmente mediante la adquisición de las Lavadoras con Secadora, también llamadas Lavasecadoras.

Las principales ventajas de contar con una Lavasecadora

Los modelos actuales de Lavadora-secadora permiten utilizar los programas de lavado y secado de varias formas, esto es: por separado o de forma conjunta, lo cual hará que dejes la ropa perfecta ahorrando tiempo. Aunque esta no es la única ventaja, tiene muchas más:

  • Ahorras espacio: una de las principales ventajas de comprar una Lavasecadora es, evidentemente, el espacio. Adquirir uno de estos electrodomésticos te permitirá ahorrar mucho más espacio que si los comprases por separado. Eso es ideal para pisos pequeños o habitaciones de tamaño reducido.
  • Son versátiles: como comentábamos, otra de sus grandes ventajas es que puedes elegir utilizar únicamente la función de Lavadora o Secadora, o bien utilizar ambas a la vez, realizándose primero el lavado y luego el secado. Esta versatilidad te permite utilizar el electrodoméstico según tus necesidades o preferencias.
  • Ahorras tiempo y esfuerzo: el tiempo es un valor en alza y si podemos ahorrarnos unos minutos, mucho mejor. Con la Lavadora-secadora, la ropa estará lista en un momento. Basta con programar la opción de lavado y secado al mismo tiempo. Además, te olvidarás de tener que tender la ropa.
  • Ahorro de dinero: las Lavasecadoras resultan más económicas que si se adquieren los dos electrodomésticos por separado, lo cual es un añadido muy importante a la hora de pensar en comprar uno de estos electrodomésticos.
  • Ahorro energético: pese a que su consumo es lógicamente superior al de una Lavadora convencional, el gasto de electricidad es menor que si utilizásemos los dos electrodomésticos por separado. De esta forma, ayudas al medio ambiente y ahorras en las facturas de la luz.
  • Eficaces, útiles y rápidas: su alta eficacia, su utilidad y rapidez es de lo más ventajosa, especialmente cuando no se dispone de mucho tiempo y necesitamos la ropa limpia y seca en seguida. El resultado es excelente.
  • Menos arrugas: la función de secado hace que la ropa salga más lisa y con menos arrugas, lo que nos ahorrará un tiempo de planchado considerable, además de energía. Por ello, con las Lavadoras -secadoras, podrás ponerte la ropa recién salida del electrodoméstico, lo que es de mucha utilidad si vas con prisas.

Como vemos, la tecnología se adapta a las necesidades del consumidor que demanda electrodomésticos tan prácticos como estos. De ese modo, la Lavadora con Secadora es un buen invento para las personas que no disponen de tanto tiempo, espacio y quieran ahorrar dinero.

No lo pienses más, entra y descubre tu nueva Lavasecadora en Worten.

Con los radiadores eléctricos de bajo consumo ahorrarás en la factura de la luz

Conoce más acerca de Radiadiores Eléctricos y Emisores Térmicos para tu hogar

Conoce más acerca de Radiadiores Eléctricos y Emisores Térmicos para tu hogar

Con la llegada del invierno, la bajada de temperaturas acaba calando en nuestro hogar, generando en más de una ocasión resfriados y gripe. Por suerte, hoy en día tenemos al alcance miles de opciones económicas y de calidad mantener la temperatura de nuestra morada y, así, asegurar nuestro bienestar. Hablamos de los radiadores eléctricos de bajo consumo, también conocidos como emisores térmicos, con los que ahorrarás en la factura de la luz.

Estos electrodomésticos han evolucionado enormemente, con lo que ahora, además de emitir y conservar el calor, lo hacen cuidando del medio ambiente y de nuestro bolsillo.

Tipos de emisores térmicos

Existen diferentes tipos de emisores térmicos, los cuales se adaptan a las diferentes necesidades del usuario:

  • Emisores térmicos secos: estos son ideales para calentar rápidamente las habitaciones frías en momentos puntuales. El calor que emanan viene directamente de la resistencia eléctrica, por lo que al apagar el electrodoméstico, también desaparecerá rápido el calor. Perfecto para quienes tengan sofocos o cambios repentinos de temperatura.
  • Emisores térmicos de fluidos: a diferencia de los anteriores, mantienen el calor por más tiempo una vez apagados. Esto es así gracias a su líquido interno que continúa caliente y tarda en enfriarse de nuevo. Son recomendables para quienes necesiten usarlo de 4 a 8 horas al día.
  • Emisores térmicos cerámicos: estos son los electrodomésticos con mayor inercia térmica, lo cual significa que tardan un poco más en calentarse, pero que una vez lo hacen retienen más el calor que otros radiadores eléctricos. Se recomiendan cuando se quiera utilizar más de 8 horas diarias.

Principales ventajas de los radiadores eléctricos de bajo consumo

Los radiadores eléctricos de bajo consumo cuentan con múltiples ventajas que has de conocer:

  • Calor agradable: a diferencia de otros aparatos pensados para producir calor, estos conceden una temperatura agradable, es decir, no agresiva ni demasiado fuerte. Además, calientan más rápidamente que otros sistemas de calefacción.
  • Fáciles de instalar y de transportar: resultan muy fáciles de instalar, ya que no requieren obras. Además, se pueden trasladar con bastante facilidad, ya que muchos radiadores eléctricos disponen de ruedas.
  • Retienen muy bien el calor: dada su inercia térmica, los radiadores eléctricos de bajo consumo son capaces de retener el calor una vez dejan de funcionar, por lo que se reduce el consumo eléctrico en un 30% en comparación con otros sistemas de calefacción.
  • Son silenciosos: no emiten ningún tipo de ruido, tampoco producen humos molestos y no resecan el ambiente.
  • Se ahorra energía (y dinero) con ellos: son una muy buena medida de ahorro debido a su bajo consumo eléctrico. Además, existen radiadores de diferentes tamaños y potencias, por lo que podrás elegir el que más se adapte a ti según tus necesidades. En general, el promedio es de 80W y 100W de potencia por cada metro cuadrado, pero para cualquier duda, coméntalo con los empleados de la tienda para que puedan ayudarte a elegir el idóneo para ti.

Visita nuestra sección de Calefacción y encuentra tu emisor térmico ideal.