Ya hemos hablado antes acerca de la potencia de los microondas para ayudarte a elegir el más adecuado con respecto a tus necesidades, y es posible que solo utilices el Microondas para calentar la leche por las mañanas, hacer palomitas para ver una película o descongelar una cena rápida de vez en cuando. Sin embargo, la tecnología de este aparato ofrece todo un mundo de posibilidades de cocción de alimentos y no es nada difícil. ¿Sabías que puedes secar hierbas aromáticas, tostar frutos secos y hasta hacer un guiso en el microondas? Aprende a sacar todo el partido a este electrodoméstico con unos sencillos consejos.

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de recipiente que vas a utilizar para cocinar. Recuerda que no debes envolver los alimentos con papel de aluminio ni usar bandejas metálicas. Lo ideal es que uses fuentes de vidrio o de cerámica sin dibujos, ya que algunas pinturas de la decoración pueden contener metales. También puedes optar por los recipientes y moldes de silicona para horno porque no todos los recipientes de plástico son aptos para microondas, y otros podrían transferir sustancias tóxicas a los alimentos.

Prepara sanos platos de pescado en menos de un minuto con el microondas
Prepara sanos platos de pescado en menos de un minuto con el microondas

Opciones de cocción con microondas

Si necesitas descongelar los alimentos que vas a preparar, no lo hagas de cualquier forma. Si tu microondas tiene la opción defrost, estás de suerte. Esta función permite descongelar los alimentos de forma uniforme, sin tener que hacer malabarismos para colocarlos dentro del plato. Las microondas descongelan los alimentos desde el centro hacia el exterior, sin cocerlos ni recalentarlos, y la potencia se va reduciendo conforme pasa el tiempo. En caso de que no tengas esta opción de descongelación, coloca siempre hacia el centro del recipiente las partes más finas del alimento, por ejemplo con unas pechugas de pollo.

El microondas vale para mucho más que para calentar la comida
El microondas vale para mucho más que para calentar la comida

El gran beneficio de cocinar con microondas es que los alimentos se cocinan casi en su propio jugo, y ganan así en sabor. En el caso de alimentos con un alto contenido en agua, azúcares o las grasas, se calientan más y mejor debido al efecto de las microondas sobre ellos, por lo que requieren menos tiempo. Si dispones de la opción de calentamiento rápido resulta perfecta para sopas y cremas, ya que, por su alto contenido en agua, el microondas es capaz de calentarlas perfectamente en menos de un minuto.

Receta para preparar un rápido plato de pescado: necesitas unos lomos de bacalao, una cebolla, una cucharada de aceite, una pizca de vinagre, sal, pimienta y un poco de guindilla. Colócalo todo en una fuente apta para el microondas, cocínalo entre 5 y 7 minutos y deja reposar dos minutos más.

Para preparaciones básicas como pescados, que necesitan menos tiempo de cocción, o vegetales, puedes utilizar un microondas sencillo sin la necesidad de programas automáticos, únicamente controlando la potencia y el tiempo, pero si lo que quieres es entrar de lleno en la elaboración de recetas con tu microondas, puedes preparar un pollo asado o hacer divertidos mug cakes -los bizcochitos en taza tan de moda- te harán falta los programas auto cook para preparar los alimentos antes de montar el plato, o en directamente en este.

Atrévete a cocinar con el microondas, es más fácil de lo que parece
Atrévete a cocinar con el microondas, es más fácil de lo que parece

Estos programas de auto cocción controlan la potencia en cada momento y el tiempo necesario por lo que una vez seleccionado e introducidos los ingredientes puedes olvidarte hasta que te avise de que ha finalizado, y con ellos puedes realizar desde una sabrosa sopa de verduras hasta un relleno de carne pasando por postres de frutas y bizcochos.

El siguiente paso es aprender a utilizar el grill para dorar o gratinar. Puedes usarlo para darle un golpe de efecto a unas berenjenas rellenas, por ejemplo, con queso gratinado por encima, o unas salchichas a parrilla de forma rápida y fácil. Para ello, coloca los alimentos sobre la rejilla alta que sí, resulta que sirve para algo, porque así estarán más cerca de la fuente de calor y obtendrás un resultado más crujiente y en menos tiempo.

Una merienda rápida y fácil: coloca unas rebanadas de pan con queso, ajo molido y orégano y usa el grill para darle el punto de tostado que más te guste

Preparar un sencillo pan de ajo en el microondas es cuestión de segundos
Preparar un sencillo pan de ajo en el microondas es cuestión de segundos

Hay microondas que disponen de opciones de cocción más completas, como el grill combi y el plato crisp, con los que conseguirás resultados aún mejores. Este grill permite programar la función de cocinar y la de gratinar a la vez, de forma que sólo con poner dentro los alimentos obtendrás como resultado el plato terminado. Por ejemplo, es muy útil para hacer lasañas o patatas asadas en muy poco tiempo.

El plato crisp o tecnología crunchy es una auténtica revolución para cocinar con microondas. Esta tecnología se basa en la incorporación de un plato antiadherente que se calienta como si fuera una sartén. De esta forma, podrás cocinar alimentos para los que necesites calor arriba y abajo, casi sin añadir aceite ni agua. Tortillas, patatas fritas, pimientos asados, tartas, quiches, huevos a la plancha… Puedes preparar todo lo que imagines de forma sana, rápida y sin apenas manchar nada.

Con el microondas puedes hacer unas sabrosas verduras cocinadas en su propio jugo
Con el microondas puedes hacer unas sabrosas verduras cocinadas en su propio jugo

Además, siempre puedes consultar las especificaciones del fabricante en cuanto al peso de los alimentos y los tiempos de cocción. Pásate por nuestra sección de Microondas donde encontrarás modelos con todas estas características y empieza a probar, es más fácil de lo que parece, te sorprenderás haciendo platos rápidos y sabrosos en minutos.

Bon appétit!