La lavadora es uno de nuestros electrodomésticos más preciados porque se emplea con bastante frecuencia, más aún si en el hogar viven varias personas. Sin embargo, como cualquier electrodoméstico, se puede estropear y para prevenir problemas mayores precisa un mantenimiento. Uno de los problemas más habituales tiene que ver con el centrifugado o proceso en el que la lavadora disminuye la humedad de la ropa para que no salga empapada. Si es tu caso y no sabes qué hacer si la lavadora no centrifuga, a continuación te damos algunas pistas para encontrar la solución.

Cómo arreglar una lavadora que no desagua o centrifuga

Los motivos por los cuales una lavadora no centrifuga pueden ser varios, así que primero te aconsejamos que revises lo siguiente:

  • Los cables: aunque se trate de un consejo muy básico, es recomendable comprobar tanto el estado del cableado como su correcta conexión.
  • El programador: puestos a tener cosas en cuenta, no debemos dejar de revisar si el programador de la lavadora está funcionando correctamente ya que en ocasiones puede sufrir más de la cuenta con su uso a diario.
  • La bomba de agua: puesto que esta es la responsable de expulsar el agua del tambor mediante el tubo de desagüe, es necesario comprobar el estado de esta pieza. Si está deteriorada, será preciso cambiarla porque de su correcto funcionamiento depende el del electrodoméstico.
  • El tubo de desagüe: se trata de otro de los problemas más habituales en cuanto al centrifugado lento o nulo de la lavadora, ya que puede afectar tanto el ciclo de lavado, como el de aclarado y el de centrifugado. Es aconsejable comprobar que no esté atascado por restos de suciedad ni que esté dañado o demasiado doblado en algún punto. En el primer caso, será tan sencillo como limpiarlo. En el segundo caso, habrá que sustituirlo por uno nuevo.
  • El condensador de arranque: en ocasiones, el problema puede estar en el condensador de la lavadora. Para comprobar que este sea el origen del mal centrifugado de la lavadora, bastará con programa una lavadora sin ropa y si centrifuga significará que el problema viene del condensador que es el responsable de hacer que el motor tome la velocidad suficiente. En este caso, necesitarás adquirir uno nuevo.

Qué hacer si la lavadora centrifuga lento o sólo a veces

Puede suceder que el tambor de la lavadora no gire como suele hacerlo normalmente. Cuando la ropa de cama o la distribución de prendas voluminosas no es la correcta, el tambor puede girar más lentamente. En estos casos, la solución pasará por detener el ciclo de centrifugado, siempre y cuando la lavadora te permita hacerlo, y colocar la ropa mejor para que no quede apelmazada o mal distribuida. Y si hay mucha cantidad de ropa, es mejor dejar alguna para el siguiente lavado. De esa forma, el ciclo de centrifugado debería volver a ir bien.

Cuándo es mejor comprar una nueva lavadora

Los problemas en el motor de la lavadora son más complicados. Los errores de funcionamiento pueden deberse a que se ha quemado algún componente electrónico o el bobinado del propio motor, algo que notarás fácilmente por el olor que desprende. En la mayoría de los casos, suele saltar el interruptor automático y es importante desconectar la lavadora. Si este es el problema por el que tu lavadora no centrifuga, puedes optar por cambiar el motor, aunque puede que te resulte más económico adquirir un nuevo electrodoméstico.

No te preocupes, si finalmente tu lavadora se ha estropeado y necesitas una nueva echa un vistazo en nuestra sección de Ofertas en Lavadoras.