Etiqueta: Termos Eléctricos

Cómo funciona un termo de agua eléctrico

Disfruta de un baño caliente cuando quieras gracias al Termo Eléctrico

Disfruta de un baño caliente cuando quieras gracias al Termo Eléctrico

Ya hemos hablado de cómo elegir un Termo Eléctrico acorde a tus necesidades pero, ¿sabes cómo funciona? Instalar un termo de agua eléctrico es una magnífica idea para no tener que volver a preocuparse por el tema del agua caliente. A diferencia de otros sistemas de calefacción, este es muy sencillo, cómodo y rápido, ya que se puede utilizar en cualquier momento, se adapta a cualquier vivienda y proporciona agua caliente al instante.

Los termos de agua eléctricos calientan el agua de un depósito mediante una resistencia eléctrica que se encuentra en el interior del electrodoméstico. Una vez el agua ha llegado a la temperatura idónea (entre 60º y 75º C), la resistencia se apaga de manera automática para ahorrar energía. Cuando la temperatura vuelve a bajar, el termo lo detecta a través de una sonda y la resistencia se pone otra vez en funcionamiento. Pero aún hay más sorpresas, como te mostramos a continuación.

Las 4 grandes ventajas de un termo de agua eléctrico

  • Agua caliente al instante: la ventaja principal de un termo eléctrico es la de mantener una temperatura constante del agua en su interior. De esa manera, siempre que abras el grifo del agua caliente, esta saldrá a la temperatura deseada casi inmediatamente, a diferencia de otros sistemas en los que es necesario esperar un poco a que el agua salga caliente.
  • Ahorro económico y eléctrico: los termos digitales, además de ayudarte a ahorrar agua, como hemos visto en el apartado anterior, también son ideales para el ahorro energético. Esto es porque los termos eléctricos disponen de un sistema de programación para que el termo empiece a funcionar solo cuando tú lo necesites. De esta forma, se genera un ahorro económico muy importante.
  • Fáciles de instalar: esta clase de termos eléctricos o calentadores son muy fáciles de instalar y pueden colocarse en cualquier área de la casa. Además, el mantenimiento que requieren es prácticamente nulo, por lo que todo son ventajas. Ahora bien, se recomienda protegerlo del sol e instalarlo en un lugar donde no haya demasiado calor para asegurar su correcto funcionamiento.
  • Disponible en varios tamaños: los termos de agua eléctricos se pueden encontrar en varios tamaños, es decir, con capacidades diferentes. Es muy importante tener esto en cuenta, y dependiendo de las necesidades de una vivienda, deberemos optar por una capacidad u otra.
Agua caliente al instante con un Termo Eléctrico en casa

Agua caliente al instante con un Termo Eléctrico en casa

Cómo funciona un termo de agua eléctrico en 3 simples pasos

Como has podido comprobar, el termo de agua eléctrico es sistema cómodo y eficaz para nuestro hogar. Pero aún más fácil es su instalación. A continuación, te explicamos cómo funciona un termo eléctrico en 3 simples pasos:

  1. Elige el tamaño: lo primero que deberás hacer es escoger el tamaño adecuado de tu calentador de agua, para lo cual recuerda que tenemos una guía perfecta. Si sois una familia numerosa, es necesario escoger uno de gran capacidad. Si por el contrario sois una pareja, uno más pequeño os irá perfecto.
  2. Enchúfalo a la corriente: el termo se enchufa a una toma de corriente, ya que, tal y como su nombre indica, funciona a través de la electricidad. De esa forma, tendrás acceso rápidamente al agua caliente.
  3. Disfruta del agua caliente: por último, solo te quedará disfrutar del agua caliente. Simple, fácil y rápido.

Como ves, el termo eléctrico es una excelente opción para disfrutar del agua caliente en el hogar. No lo dudes más, pásate por nuestra sección de Termos Eléctricos y ¡encuentra el mejor para ti!

Consejos para elegir un Termo Eléctrico de bajo consumo adecuado a tus necesidades

Termos Eléctricos, agua caliente al instante

Termos Eléctricos, agua caliente al instante

Los termos eléctricos son depósitos de agua caliente sanitaria de uso doméstico que funcionan de una manera muy sencilla: tan solo hay que conectarlos a la red de agua y enchufarlos a la corriente. Estos tanques de agua vienen con diferentes capacidades para satisfacer las necesidades de consumo de todo tipo de hogares: ya sean familias numerosas, parejas sin hijos, estudios pequeños, etcétera.

Tener agua caliente en casa es crucial, pero mucho mejor es si puedes ahorrarte un dinero en ello. Por ello, los termos eléctricos de bajo consumo son una muy buena opción. No conllevan ningún riesgo en el hogar, son fáciles de instalar y el gasto monetario es escaso. En Worten tenemos todos estos modelos de Termos Eléctricos, tan sólo tienes que encontrar el adecuado eligiendo el tamaño y la capacidad idónea para ti.

Por todo esto hemos recopilado una serie de recomendaciones a la hora de elegir el mejor termo eléctrico para que se adapte a tu caso en especial.

1. ¿Qué capacidad necesitas?

Los termos eléctricos incluyen un depósito donde se acumula el agua y cuya cantidad está limitada según su capacidad. En la tienda puedes encontrar termos de diferentes capacidades, desde los 10 litros ideales para una persona o fregar la vajilla de una pareja hasta tanques más grandes con capacidades muy superiores, como los termos eléctricos de 100 litros o más para familias numerosas.

Es importante elegir la capacidad acertada para ahorrar costes. ¿Cómo? Calculando la cantidad de agua caliente que se va a necesitar diariamente según el número de personas que viven en el hogar y sus hábitos de consumo, y para eso puedes seguir una regla básica de que el termo eléctrico debe tener unos 15 litros por persona en casa:

Capacidad del Termo Eléctrico según el número de personas en casa
Personas en casa Capacidad mínima Capacidad ideal
1 persona 15 litros 30 litros
2 personas 30 litros 45 litros
3 personas 45 litros 70 litros
4 personas 60 litros 85 litros
5+ personas 75 litros 100 ó más litros

2. Elige su ubicación

Los termos eléctricos varían según la forma en la que están instalados, ya sea en horizontal o en vertical, aunque algunas propuestas ofrecen ambas posibilidades. A la hora de instalar estos termos, es conveniente que se encuentren próximos a las estancias donde se requiere agua caliente. De esa forma, las pérdidas de calor son inferiores.

A la hora de elegir un termo, la capacidad es algo a tener en cuenta, pero existen otros factores importantes, como la ubicación, que harán que consuma menos y funcione de manera eficiente.

3. Ten en cuenta la “dureza” del agua

Cada zona tiene una concentración de compuestos en el agua diferente y es importante cerciorarse de que el termo eléctrico elegido es apto para soportar la dureza del agua. De esa forma, es posible encontrarnos con aguas blandas, duras, intermedias o muy duras.

El riesgo de las aguas duras consiste en su concentración de cal, es decir, depósitos que se van acumulando en el termo y que podrían llegar a dañarlo. Para evitarlo, existen en el mercado modelos con medidas seguras para bloquear el concentrado de cal.

4. Termos con prestaciones especiales

A la hora de elegir un termo eléctrico, puedes decantarte por modelos que incluyan ciertas prestaciones especiales para reducir el consumo y ahorrar energía. De ese modo, los termos con programación diaria son muy efectivos. Y es que se pueden activar y apagar cuando el usuario lo crea conveniente, ofreciendo un ahorro energético considerable.

Actualmente, los termos de bajo consumo cuentan con un material aislante para que las fugas de calor sean menores. De hecho, cuanto mayor sea el aislamiento que proporcione este material, menor será el consumo.

Algunos termos, incluso, vienen con función “Eco“, lo que significa que tienen la capacidad de seleccionar la temperatura de manera automática para que el consumo sea más bajo, sin perder en confort.

¿A qué esperas? Descubre tu Termo Eléctrico ideal.