En otro artículo, vimos los electrodomésticos que más consumen. En esta ocasión, os hablaremos sobre los electrodomésticos y aparatos electrónicos que menos consumen. Así, conoceremos los que sí podemos usar con algo más de «tranquilidad», sin que nos dispare la factura de la luz.

La importancia de conocer el consumo

La factura de luz, suele ser una carga importante en la economía familiar. Por eso, es importante saber qué electrodomésticos y aparatos eléctricos son los que más consumen y poder adaptarnos a un uso responsable.

En nuestro día a día, utilizamos numerosos aparatos, sin ser conscientes del consumo que esto conlleva. Te contamos, cuales son los que menos consumen, y por tanto, puedes usar de forma más «relajada».

  1. Las bombillas. Las bombillas LED, son sin duda, los aparatos eléctricos que menos consumen. Su consumo es de entre 4W y 5W por hora. Ojo, deben ser LED. Las tradicionales, tienen un consumo mucho más elevado, unos 25W/hora.
Bombilla LED versus bombilla tradicional.

2. El portátil. A diferencia del ordenador sobremesa, los portátiles, consumen menos energía. Se estima, que puede ser hasta de un 50% menos. Pero es importante recordar, que tenemos que acostumbrarnos a cargarlo sólo cuando sea necesario y no tenerlo enchufado todo el tiempo que trabajemos con él. Además, alargaremos la vida útil de la batería.

3. El microondas. Es uno de los electrodomésticos que menos energía consumen. Lo bueno es que permite cocinar y así ahorramos tener que usar la vitrocerámica y el horno.

4. Todos los pequeños electrodomésticos.

  • Como la batidora, la tostadora o un robot de cocina básico.
  • El robot aspirador.
  • El secador de pelo.
  • Depiladora y afeitadora.

5. La televisión. Los televisores LED, LCD, OLED, QLED, etc, son los que menos consumen. Su consumo es mucho más reducido que uno de plasma, por ejemplo. Por tanto, si están pensando en una forma de ahorrar, quizá compense renovar tu TV.

6. Placas de InducciónA diferencia de otros tipos de placas de cocina, estas placas tienen un consumo mucho más bajo, debido al tipo de funcionamiento. El calor, va directo a la cazuela que estamos usando. Esto evita que se pierda calor por toda la circunferencia, y por tanto, consumo de electricidad.

Lo más importante a la hora de elegir un electrodoméstico o aparato eléctrico, es que consultes la etiqueta energética. Así, sabrás la eficiencia, y por tanto, el consumo esperado. Las clasificaciones A, B y C, son las más eficientes, es decir, las que menos consumen con un mayor rendimiento.