Ahora que llega el frío, nos planteamos como seguir utilizando nuestra terraza o espacio exterior, sin quedarnos congelados. Por suerte, hoy en día tenemos muchas opciones en el mercado, que nos ayudan a convertir estos espacios en un lugar donde poder disfrutar todo el año, sea cual sea la temperatura.

Os contamos los distintos tipos de estufas que podemos encontrar:

  • Estufas Pellets: sin lugar a dudas, estas son las estufas más populares. Su éxito radica en la gran eficiencia que ofrecen, ya que generan calor a través de la combustión de Pellets de madera (o pellas de madera), que son esos pequeños tubos de madera granulada y prensada. Este combustible, es además, respetuoso con el medio ambiente.

Estas estufas cuentan con diferentes tipos de funcionamiento, dependiendo del tipo de estancia que queramos calentar, tendremos que elegir entre una u otra:

        Termoestufas o hidroestufas: se podría decir que es una pequeña caldera, capaz de calentar toda la vivienda o local conectándola a un circuito de radiadores y además emitiendo calor en la estancia en la que esté situada.

        Estufas de aire: estas, únicamente calentarán la estancia en la que estén situadas. Lo hacen a través de un ventilador situado en la parte frontal, lo que hace que, el ambiente se caldee mucho más rápido.

        Estufas de aire canalizable: utilizan conductos especiales para repartir el calor. Es decir, pueden expulsar el aire a través del ventilador frontal o repartirlo por los conductos a los que esté conectada.

  • Estufas de Gas: Estas estufas, son perfectas para espacios exteriores, como terrazas de viviendas, chalets, bares, etc. Estas, también cuentan con varios tipos:
  • Estufa catalítica: el calor se emite a través de un panel catalítico, que calienta los objetos y el aire. No funcionan con fuego directo, por lo que, el riesgo de quemaduras es bajo. Pueden ser ideales para espacios con animales o niños.
  • Estufa de gas radiante: Ideales para exterior o habitaciones bien ventiladas. Funcionan con un quemador infrarrojo de alto rendimiento.
  • Estufa de llama azul: funcionan con gas por convección, lo que hace que sean más seguras y eficientes. Presentan una mayor emisión de calor, con un consumo de combustible más bajo. Estas estufas tienen dos salidas de calor, frontal y superior, lo que hace que la temperatura del ambiente sea más homogénea.
  • Estufas de gas exterior: estas son las clásicas que encontramos en los bares y restaurantes, con forma de columna. Funcionan con gas butano o propano. Cuentan con baterías con autonomía media entre 12 y 19 horas.
  • Estufas eléctricas: hasta hace unos años, eran las más utilizadas en España, pero fueron perdiendo protagonismo con la aparición de otros modelos más eficientes, ya que, estos modelos, tienen un alto consumo energético. Funcionan por convección, por lo que, no emiten ningún tipo de gas contaminante.
  • Estufas de parafina: estas estufas funcionan con parafina, y aportan un buen ambiente caldeado a través de la combustión, aunque presentan un elevado consumo energético.
  • Estufas halógenas: cuentan con unas resistencias eléctricas que proporcionan calor mediante radiación. Son adecuadas para espacios pequeños.
  • Estufas de biomasa: su funcionamiento es similar a las Pellets, ya que utilizan una mezcla de materiales orgánicos, como los huesos de aceituna, por ejemplo, con una eficiencia muy elevada. Se pueden instalar conectándolos a radiadores y combinados al sistema de calefacción existente en la vivienda.
  • Estufas de leña: son las típicas estufas que nos encontramos en viviendas y alojamientos rústicos. Estas estufas, aportan un calor muy similar al de las chimeneas tradicionales. Su combustible es la leña y precisa de un mantenimiento más constante, a diferencia de las estufas de biomasa y pellets.

Conoce toda la gama de calefacción que Worten te ofrece y calienta tu hogar o negocio de la manera más eficiente.

VER MÁS CALEFACCIÓN