Mejores maneras de tomar el café

El café es la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo superada por el agua. ¿Pero, qué tipos de café existen? ¿Y cómo se bebe el café en España? Te hemos dado algunas pistas para elegir tu cafetera ideal, hemos probado una cafetera superautomática de última generación e incluso hemos realizado un estudio de consumo acerca de las cafeteras de cápsulas, ahora vamos a revisar las diferentes formas de tomar el café.

Tipos de Café

Hay muchas leyendas y mitos asociados al origen del café, pero todo apunta a que la primera planta apareció en Etiopía y que fue descubierta en el siglo IX. Pero no fue hasta el siglo XV cuando se empezaron a tostar los granos de café, ya en el siglo XVI fue cuando la bebida se multiplicó por toda la población árabe. Pasados 150 años, el café llegó a Europa, a través de Venecia y de los comerciantes de la Ruta de las Especias. En 1616, los colonos holandeses plantaron café en Sri Lanka (a la altura llamada de Ceilán) y en 1696 en Java, ambos bajo el dominio holandés. Los franceses continuaron con plantaciones en el Caribe, y los españoles, en Centroamérica.

Actualmente, el café se produce en más de 50 países y los más conocedores saben que existen dos tipos de granos:

  • Arábica (Coffea arabica): es proveniente de las montañas de Etiopía pero se encuentra en el 85% de los países cafetaleros, siendo el continente americano su principal región de cultivo. Esta especie tiene un 50% menos de cafeína, pero tiene un mayor contenido de azúcar.
  • Robusta (Coffea canephora): se cultivó por primera vez en Java, por los holandeses, pero hoy la puedes encontrar en todos los continentes productores de café, principalmente en Asia y África. Tiene una concentración de cafeína mayor y, por lo tanto, un sabor más amargo.

También, existe los granos Libérica (Coffea liberica), pero su expansión tuvo menos aceptación. Actualmente solo se cultiva en la Guayana Inglesa.

Como bebemos el café en España

En España el café se puede beber de muchas maneras. Ahí están algunas:

  • Café solo: Como el nombre indica, la bebida se compone solo de café y puede ser largo o corto y se puede tomar con hielo.
  • Café cortado: es un café con una nube de leche. Se puede beber en taza o en vaso y cuando el calor apremia también se puede tomar con hielo.
  • Café con leche: normalmente en taza si es la hora del desayuno o se sirve en vaso alto si no se acompaña de tostada o bollería. Siempre va con leche como indica su nombre, ya sea de soja, normal, avena o almendra y de temperatura a gusto del consumidor, fría, caliente o templada.
  • Café largo: muy similar al café solo pero no llega a ser un café americano.
  • Café americano: la bebida típica de Estados Unidos que se puede acompañar de avellana o vainilla. Es un café largo pero con el doble de agua.
  • Leche manchada: al contrario que el café cortado, es una taza de leche con un poco de café.
  • Café bombón: algunos dicen que esta variedad empezó en Valencia y su secreto es que tiene la misma cantidad de café que de leche condensada.
  • Capuchino: café con extra de crema de leche y un toque de cacao.

Beneficios del café

La cafeína se encuentra en la naturaleza, concretamente en unas 60 plantas, siendo las más conocidas los granos de café, granos de cacao, hojas de té y nuez-de-cola (usada originalmente en gaseosas de cola). Siendo un estimulante del sistema nervioso central, cuando es ingerida en cantidades moderadas la cafeína tiene efectos mentales y físicos muy positivos.

Algunos estudios sugieren que consumir cafeína a lo largo de la vida puede disminuir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, como demencia Alzheimer o Parkinson. La European Food Safety Authority recomienda, como parte de una dieta equilibrada, hasta cinco tazas de café al día (400mg de cafeína). También según el Institute for Scientific Information on Coffee, el consumo de café está vinculado a la reducción del cáncer y de las enfermedades hepáticas y de circulación.