Cepillos de dientes eléctricos: ¿cuáles son las ventajas?

Un cepillo de dientes eléctrico puede marcar la diferencia en la higiene bucal de cualquier persona, desde adultos hasta niños. Al permitir un mayor número de movimientos de limpieza, terminan asegurando una mayor eficiencia de cepillado. Sin embargo, la técnica de lavado y la duración del cepillado también pueden influir. En este sentido, si estás pensando en comprarte un cepillo de dientes eléctrico, es importante que te asegures de cuál te conviene más.

¿Qué diferentes tipos de cepillos eléctricos hay?

Puedes encontrar dos tipos de cepillos eléctricos en Worten: el cepillo recargable y el cepillo con batería. El primero deberá enchufarse a la toma de corriente y, por razones de higiene, el cabezal debe reemplazarse cada tres meses. Por otra parte, el cepillo con batería utiliza pilas. Por lo general, son bastante similares en eficiencia de limpieza a los cepillos de dientes eléctricos recargables.

¿Cuáles son las tecnologías más importantes?

En comparación con los cepillos de dientes manuales, los cepillos de dientes eléctricos presentan algunas ventajas tecnológicas que le permiten mantener una buena higiene bucal, así como mejorar los hábitos de cepillado. En los cepillos de dientes eléctricos puedes encontrar varios modos de cepillado especializándose en dientes sensibles, masajes para encías e incluso beneficiando el blanqueamiento dental. Algunos dispositivos también tienen sensores de presión que indican cuando el cepillado se realiza con demasiada fuerza o temporizadores que le permiten indicar cuánto tiempo se cepilla cada cuadrante de la boca. Incluso hay cepillos de dientes eléctricos que pueden sincronizarse con una aplicación como el cepillo eléctrico Oral B Genius 8200.
A través de esta sincronización puede comprender qué técnica de cepillado se utiliza, ofreciendo consejos sobre cómo mejorarlo e incluso darle una indicación de qué áreas de la boca necesitan más cuidado.

¿Cómo complementar la higiene bucal?

Además del uso de hilo dental, recomendado en la rutina de higiene bucal, el irrigador dental también puede ser un complemento para su cepillado. Además de ayudar a eliminar las partículas de alimentos de gran tamaño, también favorece a las encías. Sin embargo, no puede considerarse como un reemplazo para el cepillado oral, ya que no limpia los espacios entre los dientes o la línea de las encías con tanta eficacia como el cepillo de dientes o el hilo dental. Sin embargo, son adecuados para personas que usan implantes y aparatos de ortodoncia.

Comparar Productos

    Comparar Productos

    ×
    Utilización de cookies:Al continuar con la navegación estás aceptando la utilización de cookies que permiten la prestación de servicios y ofertas adaptadas a tus intereses.Puedes comprobar la lista de cookies que utilizamos en cualquier momentoen esta página.