Vinoteca, mucho más que un capricho

Vinotecas

Si te gustan los vinos y te gusta sacarles todo el jugo posible, no lo dudes, compra una vinoteca. Las hay de muchos tamaños y precios así que no hace falta ni mucho espacio ni mucho dinero para que puedas disfrutar de tus caldos en su mejor punto. Puede que seas un gran almacenador de botellas de vino, que selecciones muy bien las botellas que compras y las consumas casi de inmediato o que seas de los que sólo toman tinto, de los que disfrutan del blanco, del rosado, del espumoso… Sea cual sea tu perfil, puedes tener una vinoteca que te ayude a tener tus botellas en perfecto estado de conservación o simplemente para servirlos a la temperatura ideal.

Antes de nada tienes que comprobar el espacio del que dispones y de dónde pondrás tu vinoteca, porque no es lo mismo tenerla en la cocina que en una estancia especial, pero siempre tiene que estar fuera del alcance de fuentes de calor ni debe darle directamente la luz del sol, así como del número de botellas que quieres tener o si van a ser todas del mismo tipo.

Las principales características que puedes buscar son el control electrónico de temperatura para no tener que preocuparte constantemente de mantener el termostato, que tenga refrigeración termoeléctrica para mejorar su rendimiento general y que sea todo lo silenciosa que sea posible para evitar molestias futuras. Ten en cuenta que, al igual que el frigorífico, la vinoteca estará siempre conectada para mantener la temperatura ideal.

Vinoteca Orbegozo VT-1800

Vinoteca Orbegozo VT-1800

 

Las vinotecas más reducidas suelen ser de seis botellas pero si la altura no es un problema, te gusta la variedad de vinos y almacenas tanto tintos como blancos o espumosos, puedes seleccionar otra con más capacidad y que incluso pueda tener diferentes zonas de temperatura para cada tipo de vino.

¿Ya sabes dónde vas a almacenar tus vinos a partir de ahora? Tus próximas catas estarán a la altura de un gran gourmet.