Lo más importante, a la hora de elegir un frigorífico, es ver su clasificación energética .

Con la nueva etiqueta, es mucho más fácil ver la eficiencia del electrodoméstico. Ahora, la clasificación va, desde A (mayor eficiencia/menor consumo), hasta G (menos eficiencia/mayor consumo).

En el caso de los frigoríficos, el computo del consumo es anual. Por ejemplo, verás esta indicación: 

Frigoríficos que menos consumen

Como explicábamos antes, todos los de etiqueta energética A, B o C.

Y además de esto:

  • Ten en cuenta el espacio que ocupará el frigorífico, ya que, no debe estar muy encajonado y apretado con el resto de muebles. Debe tener la suficiente ventilación para que no tenga que realizar un sobre esfuerzo para mantener la temperatura interior.
  • El tamaño sí importa. Elegir un frigorífico acorde a las necesidades de la familia, ahorrará mucho, tanto en posterior consumo, como en la compra inicial. Es decir, si tenemos una unidad familiar muy numerosa, es normal que necesitemos algo más grande, pero si vivimos solos o en pareja, pero sin hijos, con un combi de tamaño medio, nos servirá perfectamente.

    Frigoríficos Baratos
    Frigoríficos Baratos
  • Otra característica a evitar, si buscamos ahorro, es el popular dispensador de hielo y agua. Ya que este aparato, aunque evita abrir la puerta, requiere de más energía para mantener la temperatura del agua y la generación de hielo constante.
  • Busca un frigorífico con modo «Eco». Esta opción, si la tenemos activada, baja el consumo, ya que evitan la condensación.

Una vez que sabemos esto, lo siguiente es elegir un frigorífico que tenga una de las 3 primeras clases, A, B o C, ya que, serán los de menor consumo: