Lo primero a tener en cuenta a la hora de decidirnos por una silla para el coche, es que cumpla la normativa comunitaria que regulan los sistemas de seguridad de retención para niños en los vehículos. Esta normativa es la Directiva 2014/37/UE de la Comisión, de 27 de febrero de 2014, qué modificó la Directiva 91/671/CEE del Consejo.

Con la última normativa en esta materia, surgió una nueva homologación llamada i-Size.

¿En qué consiste la nomenclatura i-Size?

La normativa i-Size es la denominación del sistema de regulación de sillas de coche para niños, que incluye nuevos métodos de análisis y de uso que mejoran la seguridad infantil, entre las que se encuentra el fomento de viajar a contramarcha el mayor tiempo posible. Esto hace que al menos, hasta los 15 meses, sea posible viajar así.

Otra diferencia respecto a la anterior norma, es la inclusión de una prueba de impacto lateral adicional. Con la anterior normativa, sólo se realizaban pruebas de impacto frontal y trasero.

Por otro lado, se suprime la diferenciación por grupos (aunque se siguen utilizando como guía a la hora de comprar) y se opta por la agrupación por tamaño del niño, en lugar del peso, ya que este resulta más intuitivo.

Las sillas homologadas bajo esta norma i-Size, determina que tendrán un tamaño “i”, esto quiere decir que todas las sillas con esta denominación valdrán para los vehículos con asientos “Tamaño-i”.

¿Cómo identifico un asiento con “Tamaño-i”?

Reconocer un asiento “Tamaño-i” es fácil, solo tienes que buscar estos distintivos:

 

 

 

 

¿Qué ventajas tiene frente a la anterior norma?

Presenta varias ventajas. Las principales:

  • Mayores pruebas de seguridad e impacto.
  • Presentan mayor capacidad de protección en caso de colisión frontal, en especial en la cabeza y cuello, sobre todo si se viaja a contramarcha. Esto es recomendable el mayor tiempo posible, siempre que la silla lo permita. Con esta nueva homologación, mínimo hasta los 15 meses.
  • También presenta mayor protección frente a colisiones laterales. Muchos modelos además cuentan con protectores de impacto lateral.
  • Más sencillas de instalar, en especial las que cuentan con fijaciones iSofix.
  • La mayoría incluyen además una pata de fijación al suelo del vehículo, que le dota de mayor seguridad aún.

                                                Silla Be Cool Nado Lite

 

¿La nomenclatura i-Size elimina la clasificación por grupos (0/0+/I/II/III)?

Técnicamente sí. Es decir, las sillas fabricadas bajo la nueva normativa ya no incluirán este distintivo de grupo, sino que, indicarán la talla o altura máxima del niño para la cual son válidas. No obstante, en los establecimientos de venta, siguen haciendo la conversión a grupos para facilitarnos la decisión, hasta que hayan desaparecido del todo las sillas fabricadas bajo la anterior normativa.

¿Cuáles son los tamaños o tipos de sillas que encontraremos en el mercado?

  1. Sillas i-Size de 40 a 75 cm: Seria el equiparable al anterior grupo 0. Desde el nacimiento del bebé y hasta los 75 cm de altura (12 meses aprox.). Muchas de estas sillas ya cuentas únicamente con sistema de fijación por iSofix y no por cinturón de seguridad. Por tanto, debemos asegurarnos a la hora de comprar una nueva silla, de que nuestro vehículo cuenta con estos anclajes. Aunque también existen fijaciones iSofix que se pueden instalar en el vehículo, si este cuenta con los orificios necesarios para su fijación.

Sistema de adaptador iSofix

 Sillas iSize de 40 a 105 cm: Equiparable al grupo 0+/I. Se usa desde el nacimiento del bebé hasta los 18 kilos (4 años aproximadamente). Estas sillas cuentan también con sistema iSofix y pata de apoyo. 

  1. Sillas iSize de 100 a 150 cm: Equiparable a los grupos II y III, que tienen elevadores con respaldo más alto. Se usarían desde los 15 hasta los 36 kg, lo que equivale a una edad de 4 a 12 años aproximadamente. En este grupo, la silla sigue yendo fijada con iSofix, pero el niño no utilizaría arnés de la silla sino el propio cinturón de seguridad del vehículo.                                                                                                                En este grupo, apreciamos una importante diferencia respecto a los dispositivos homologados antes de la nueva norma y es que en este grupo entraban los conocidos como “alzadores”, que no tenían respaldo y únicamente contaban con la base, pero con la nueva normativa, estos ya cuentan con un respaldo, lo cual es recomendado por los expertos.

Con estas indicaciones, ya sabemos qué grupo debemos comprar.

¿Cómo elijo la mejor silla para mí?

Respondiendo a unas simples cuestiones:

  • Cuánto tiempo quiero utilizar la misma silla. Dependiendo de esto, encontraremos modelos que abarcan varios tamaños, desde que nace, hasta los 4 años o incluso más. O modelos que van cubriendo las 3 etapas por separado. Todo dependerá de las necesidades que tengas.

 

Silla desde el nacimiento hasta los 12 años (Grupos 0+/I/II/III)

 Quiero que viaje a contramarcha el mayor tiempo posible: En este caso, tendrás que buscar los modelos específicos que incluyen esta opción. No todas las sillas están preparadas para viajar a contramarcha más allá de los 15 meses que fija la Ley. Aquí encontrarás algunos modelos que sí lo permiten.

  • Quiero que rote para facilitar la colocación del niño: Para esto, también existen modelos que son rotativos 360º y se colocan de frente a la puerta, lo que permite montar y desmontar al niño con mucha facilidad. Después lo colocas a contramarcha o de frente a la marcha.
  • Con pata de anclaje al suelo o solo iSofix: Como en las anteriores cuestiones, también cuentas con numerosos modelos que incluyen la pata de fijación o sólo el iSofix.
  • Con protectores de impacto laterales: Existen numerosos modelos en el mercado que incluyen unos protectores de impacto lateral. Estos se ven fácilmente en el lateral de la silla, algunos son un saliente a ambos lados y otros tienen una especie de muelle que puede sacarse o esconderse. En ambos casos, esto dota de mayor seguridad a la silla en caso de un impacto lateral.
  • Y, por último, cuestiones más triviales, como el diseño, los materiales usados, color, etc: Incluso para esto, tendremos muchas opciones.

Ahora ya estás en condiciones de poder elegir la silla que mejor se adapte a tu bebé, tu coche o cualquiera de los puntos que para ti sean más importantes. Lo más importante es respetar la norma en cuanto a franjas de altura, para no cambiarles de silla ni demasiado pronto ni demasiado tarde.

Sillas de coche en Worten