Cómo poner tus propias fotos e imágenes como fondos personalizados en Teams

A los mandos de un DeLorean

Cómo cambiar el fondo Teams por uno de los que vienen por defecto

Probablemente ya sabes cómo cambiar un fondo en Microsoft Teams, uno de los programas para videoconferencias más utilizados. Es una funcionalidad muy práctica que te permite cosas tan útiles como ocultar el desorden de tu habitación, cuando no has hecho la cama o a algún miembro de tu familia cuando pase por detrás de ti. Algunos de los fondos son interiores, otros están sacados de videojuegos o son escenas bonitas que te permiten estar en la playa, en el campo o en la oficina con solo tres clics.

Instalar un fondo es tan fácil como hacer clic en los tres puntos, cuando estés en videoconferencia, a continuación seleccionar Mostrar efectos de fondo y luego elegir tu preferido de entre los que vienen por defecto.

Cómo cambiar el fondo de Teams por tus propias imágenes

Lo que no es tan conocido es que es posible poner tus propias fotos como fondo de Teams. Puedes subir las fotos de tus vacaciones, las de algún paisaje bonito, una película o videojuego favorito, etc.

A los mandos de un caza de combate

Para hacerlo, antes tienes que encontrar donde está instalado Teams en tu ordenador y buscar la carpeta Uploads. En Windows normalmente la ruta de instalación será esta:

Usuarios > (tu nombre de usuario) > AppData > Roaming > Microsoft > Teams > Backgrounds > Uploads

Una vez localizada ya puedes subir tu propia foto a Uploads, luego abrir Teams y seguir las instrucciones iniciales otra vez, como si fueras a poner un fondo de los que vienen por defecto:

Hacer clic en los tres puntos cuando estés en videoconferencia, a continuación seleccionar Mostrar efectos de fondo y luego elegir tu fondo favorito.

Fondo de Tokyo, como si estuvieras allí
A los mandos del Enterprise de Star Trek

Disclaimer: Todas los fondos de este artículo han sido subidos por miembros del equipo de online de Worten. Ningún miembro del equipo de online ha sido maltratado ni sufrido daños pilotando cazas, naves o vehículos del futuro.