Vuelta al cole

Es hora de cambiar los trajes de baño, las chanclas de playa y las toallas por los libros, los bolígrafos y los deberes. El verano está llegando el final y para muchos eso significa volver al colegio y cambiar algunas cosas. Un curso diferente, nuevos compañeros de clase o incluso un cambio de instituto. Hay muchas razones para estar asustado. ¡Para estar seguro de que todo salga bien, lo mejor es que estés bien preparado!

Combatir los nervios

Todavía hay tiempo para el gran día, pero las expectativas siguen aumentando. ¿Pasas las noches sin dormir y tienes pesadillas sobre los peores escenarios en los días previos a tu regreso a clase? Todo esto es normal, pero no dejes que los nervios te dominen.

No tengas miedo de hablar

No hay nada malo en tener miedo. Habla con tus padres, hermanos o amigos sobre tus miedos e inseguridades. Tal vez a ellos les pasó lo mismo, cuando estaban en tu situación y, por lo tanto, pueden darte algún consejo correcto y darte seguridad para tu primer día. ¡Al final, lo importante es tener más confianza y estar seguro de que vas a conquistar el regreso a las clases!

Prepara tu mochila para la Vuelta al Cole
Prepara tu mochila para la Vuelta al Cole

Cambia tus hábitos de sueño

Una de las peores partes de volver a la rutina es saber que tenemos que levantarnos pronto. Lunes por la mañana, la cama te llama y te pedirá que te quedes, pero tienes de evitar llegar tarde. Para eso, empieza a cambiar tus hábitos de sueño un poco antes de empezar el nuevo horario.

Desconéctate de las largas noches de verano y empieza a normalizar tu rutina nocturna. Durante los últimos días de vacaciones, pon el despertador y acuéstate y levántate temprano.

Una buena noche de descanso es esencial para asegurarte que disfrutas al 100% de tu día y de que no te quedas en modo zombie durante tus clases, contando las horas para volver a la cama. Ocho horas de sueño es lo más recomendable. Si te acostumbras gradualmente, en el primer día de clases ya no te costará nada levantarte temprano.

Que no se te olvide comprar el material necesario antes de la vuelta al cole
Que no se te olvide comprar el material necesario antes de la vuelta al cole

Prepara tu pequeño rincón de estudio

En tu habitación, o en cualquier otra habitación de la casa, encuentra un espacio adecuado para estudiar y hacer tus deberes. Decora tu escritorio a tu gusto con todo el material importante a tu disposición. Compra bolígrafos, marcadores, cuadernos y todo lo tipo de artículos que puedas necesitar.

Un lugar que te hace sentir cómodo te va a ayudar a mejorar tu productividad y a sentirte motivado para estudiar. ¡Así no te va a costar tanto hacer tus deberes!

Otra manera de preparar tu cabeza para tu regreso a la escuela es hacer una lista de los materiales que vas a necesitar en el próximo año escolar y comprar lo que necesitas. ¿Calculadora científica? ¿Brújula? ¿Nuevo estuche? Tener todo en su lugar te ahorrará dolores de cabeza y ansiedad innecesaria.

Haz amigos por adelantado

Si te vas a una escuela nueva, lo más normal es no conocer a nadie. ¿Conoces a alguien que esté en la misma situación que tú? Habla con ellos, comparte tus temores y haz amigos por adelantado.

Si es posible, deja tu vergüenza y trata de ponerte en contacto con alguien que vaya al mismo lugar que tú, sea de tu edad o mayor. Haz cualquier pregunta que consideres necesaria para calmar tus inseguridades. Si es necesario, pídeles que te den una visita guiada por la escuela antes de empezar.

Esto asegurará que no te pierdas tanto el primer día de clases y que tengas a alguien que te ayude.

Este curso va a ser fenomenal, ¡que tengas una feliz vuelta al cole!
Este curso va a ser fenomenal, ¡que tengas una feliz vuelta al cole!

Sobrevivir al gran día

Has seguido todos los consejos y finalmente llegó el día en que empieza otro año de clases. En la noche anterior, prepara la mochila y la ropa adecuada para que tengas suerte el primer día. En la gran mañana, asegúrate de despertarte a tiempo para evitar retrasos. Pon tu mejor sonrisa y, con una actitud positiva, entra en el colegio o instituto con el pie derecho.

¡Si el primer día no es perfecto, no te preocupes! Las primeras impresiones no son tan importantes. Tendrás mucho tiempo para hacer amigos y adaptarte a la nueva rutina.

Y no olvides contarles a todas las personas que te han ayudado sobre tus aventuras en tu primer día. Después de todo, no eres el único que está nervioso por el comienzo de este nuevo ciclo.

¡Al final, lo importante es que todo vaya bien y que pases otro año estupendo!