Puede que no sean para todos los gustos, pero la sensación única que nos dan las películas de baile es innegable. Hay musicales, dramas y comedias, dedicadas totalmente a la danza muy entretenidos. En el Día Internacional de la Danza, os queremos dejar 15 de las mejores películas de baile, sin ningún orden de preferencia. Y como los gustos son gustos, lo mejor es (re)visionarlas todas y hacer tu propia lista.

La llamada (2017)

En Segovia, Bernarda, una monja recién llegada, quiere salvar el campamento cristiano “La Brújula” con su canción “Viviremos firmes en la fe”. Maria y Susana, dos adolescentes apasionadas de la música electro latina, tienen un grupo llamado Sumo Latina y no cumplen con las normas del campamento. Después de que Dios se le aparezca a Maria cantando a lo Whitney Houston cambian todas sus prioridades

Magic Mike (2012)

Película que retrata a un grupo de strippers donde hay mucho baile. Channing Tatum y Matthew McConaughey son los protagonistas y, a pesar de ser una película relativamente reciente, ya se ha convertido en un clásico en el mundo del cine musical e incluso ha generado un espectáculo en Las Vegas.

Cisne Negro (2010)

Esta es probablemente la película más intensa de la lista. El thriller psicológico de Darren Aronofsky sobre una bailarina que intenta no perder la cordura después de conseguir el papel principal en la producción de “El lago de los cisnes” de Tchaikovsky, le valió a Natalie Portman el Oscar a la mejor actriz.

Un paso adelante (2006)

La película que presentó a Channing Tatum al mundo cuenta la historia de la redención de Tyler Gage quien, después de destrozar una escuela de danza, tiene la oportunidad de ganar una beca para estudiar y bailar con la estrella de la escuela, Nora. También fue la película que reunió a los dos protagonistas de la vida real, Channing Tatum y Jenna Dewan, que estuvieron casados hasta 2018.

¿Bailamos? (1937 e 2004)

Dos películas del mismo nombre, con casi 70 años de diferencia. El primero es un clásico de Fred Astaire y Ginger Rogers, en el que Astaire representa a un bailarín clásico que se enamora de Rogers, un famoso bailarín de claqué.

El homónimo es una comedia romántica con un trío de actores de lujo: Richard Gere es un abogado de éxito que se aburre de su vida y se inscribe en clases de baile después de ver a la hermosa Jennifer López en la ventana de su estudio de danza. A partir de ahí, vemos el despertar de una nueva pasión -no por una mujer, sino por la danza- y el intento del protagonista de ocultar este nuevo hobby a su mujer, interpretada por Susan Sarandon.

Chicago (2002)

Basada en la obra de teatro, la versión cinematográfica ganó 6 Oscar y fue protagonizada por Renée Zellweger, Catherine Zeta-Jones y Richard Gere. Con mucho glamour, cuenta la historia de dos asesinas que se conocieron en la cárcel durante la década de 1920 en Chicago.

El otro lado de la cama (2002)

“El otro lado de la cama” es una película española estrenada en 2002, protagonizada por Ernesto Alterio, Guillermo Toledo, Paz Vega y Natalia Verbeke. La película es una comedia musical que trata sobre dos parejas que se entrelazan en su búsqueda del amor.

Billy Elliot (2000)

Una película atemporal capaz de llamar la atención incluso de aquellos a los que no les gusta bailar. Billy Elliot es un niño inglés de 11 años que descubre el gusto por la danza y trata de conciliar el deseo de convertirse en un bailarín clásico con el conservadurismo de su familia.

Las cosas del querer (1989)

“Las cosas del querer” es una película musical española estrenada en 1989. Dirigida por Jaime Chávarri y protagonizada por Ángela Molina y Manuel Bandera, está ambientada en Madrid durante la década de 1940.

Dirty Dancing (1987)

Una película que no necesita presentación. Patrick Swayze y Jennifer Grey dieron vida a uno de los grandes éxitos de los años 80, con una historia de amor en un campamento de verano que nos trajo éxitos como “Hungry Eyes” y “I’ve Had – The Time of My Life” y, por supuesto, la inolvidable escena final.

Footloose (1984)

Es una de las películas de baile más apreciadas de los años 80, pero sorprendentemente, no tiene muchas escenas puramente de baile. La “culpa” es quizás de Kevin Bacon, la gran estrella de la película que defiende el poder del baile en una ciudad donde la música ha sido prohibida.

Flashdance (1983)

Uno de los grandes clásicos de los años 80, “Flashdance” cuenta la historia de Alex Owens (Jennifer Beals), una mujer de Pittsburgh con dos trabajos – durante el día es soldadora y por la noche bailarina en un bar – que sueña con entrar en una prestigiosa escuela de ballet. La película siempre estará asociada a la música “What a Feeling” y a la inolvidable escena de la audición.

Fama (1980)

Abriendo una de las décadas con más películas de baile atemporales, está “Fama”. La historia de un grupo de adolescentes que asisten a una escuela secundaria para artistas talentosos inspiró a todos los que vieron esta película cuando se estrenó. El filme tuvo varias nominaciones y generó series de televisión y musicales en director.

Fiebre del sábado noche (1977)

La película que nos trajo la famosa escena de baile de John Travolta con el sonido de “Stayin’ Alive” de Bee Gees es una oda a la música disco. Cuenta la historia de Tony Manero, un joven que intenta escapar de las duras realidades de su entorno y se refugia en la danza y la música de la época.

Cantando bajo la lluvia (1952)

“I’m singing in the rain, just singing in the rain” – incluso si nunca has visto la película, conoces la melodía. Gene Kelly, Donald O’Connor y Debbie Reynolds protagonizan este musical/comedia-romántica que tiene lugar en la década de 1920, cuando Hollywood pasó del cine mudo al cine sonoro.

¿Cual es tu favorita?